BACHES SN17 3560

Joe Fitzgerald ha resaltado el “muy buen” estado de la pista, calificando la sesión de entrenamientos de hoy como increíble.

El espectáculo de Sierra Nevada 2017 tuvo hoy su primer contacto con la nieve en la Visera, la legendaria pista de baches de la estación granadina, que, coronada por el Radiotelescopio, será el primer escenario de competición de los campeonatos del mundo (8 y 9 de marzo finales de baches y baches duales).

Los mejores ‘bacheros’ del mundo, con los actuales dominadores de la disciplinas entre ellos, han probado los 250 metros de baches, en líneas de cuatro, de la Visera. El coordinador de Freestyle Ski de la FIS, Joe Fitzgereald, dijo hoy que: “el trabajo de los constructores y de todo el equipo tras el temporal en Sierra Nevada ha sido duro pero el resultado es notable.  El estado de la pista de baches es muy bueno”. Fitzgereald ha descrito la primera sesión de entrenamientos de hoy como “increíble”.

Entre los ‘bacheros’ que protagonizaron el primer entrenamientos oficial de SN2017, se encontraban el francés Anthony Benna, que defenderá el título mundial en Kreischberg 2015 (Austria), y uno de los principales favoritos al triunfo final, el canadiense Mikael Kingsbury, subcampeón olímpico en Sochi 2014 y reciente ganador de la bola de cristal de esta temporada.

En categoría femenina, las hermanas Dufour Lapointe, Justine, Chloe y Maxime, han probado los baches y los dos saltos de la Visera, junto la australiana Brittney Cox, ganadora de la Copa del Mundo de esta temporada y máxima favorita para lograr el título mundial aquí en Sierra Nevada.

Entre los grandes de la modalidad estaban hoy los granadinos Martín Romero y Marina Terrón. Los granadinos afrontan con mucha ilusión la participación en ‘su’ Mundial, y realizarán la sesión de entrenamiento en una pista que conocen muy bien.

La Visera, catalogada de nivel negro, es un referente internacional y ha acogido pruebas de la Copa del Mundo. Con motivo de Sierra Nevada 2017, se ha remodelado para ganar en anchura y orientación. Con un desnivel de entre el 24% y el 28%, una longitud de 225 metros y una distancia entre baches de 3,5 metros, la pista se encuentra situada junto al radiotelescopio de Sierra Nevada.