Martín Romero, campeón de España esquí de baches | El deportista de la Federación Andaluza de Deportes de Invierno tiene opciones de lograr una plaza para Pyeongchang 2018

Tiene 19 años pero habla con el aplomo y la seriedad propias de un veterano. Experiencia no le falta, pues el granadino Martín Romero ha competido en muchas pruebas internacionales entre las que hay unos Campeonatos del Mundo. Miembro del Club Caja Rural, pertenece al Centro Especializado de Tecnificación Deportiva de Sierra y Nevada. Ha sido varias veces campeón de España de esquí de Baches, pero quiere más. Su objetivo esta temporada es lograr una plaza para los Juegos Olímpicos de Corea y lo va a dar todo para estar en la línea de salida.

-¿Qué le falta para lograr el billete a Corea?

– Lo primero es lograr plaza de la FIS -Federación Internacional de Esquí- y para eso hay que hacer, al menos, un top treinta en alguna de las pruebas de la Copa del Mundo en los próximos meses. Por su parte, la Federación Española nos pide hacer top quince en Copa de Europa. Para este último requisito no deberíamos tener problemas pero lo de la Copa del Mundo es mucho más difícil. Ahí el nivel es muy muy alto. Ir a los Juegos olímpicos es complicado pero no imposible.

– ¿En qué citas le veremos luchando por conseguir la plaza?

– Tras una concentración en Zermatt, en noviembre haremos la primera competición en el glaciar austriaco de Kaprun . Es una prueba FIS y habrá gente de la Copa del Mundo. Ese será un test muy importante. La segunda carrera será la Copa del Mundo de Ruca, en Finlandia, el nueve de diciembre. Si todo va bien iríamos a la Copa del Mundo que se celebrará en China, en la misma pista en la que se correrá en los Juegos de 2022. Tengo muchas esperanzas en esa cita.

Fase de esquí

– ¿En qué debe mejorar Martín Romero?

-La fase del esquí es muy importante, los jueces la valoran mucho y ahí debemos seguir trabajando. Creo que la mejora en los saltos se va a notar este año. Sobre todo hemos entrenado el cork mil y el cork 7. El año pasado trabajamos bastante el full pero creemos que nos puede ir mejor con el cork.

– ¿Se tarda mucho en dominar un ‘truco’ nuevo?

– Para ejecutarlo realmente bien se pueden ir dos temporadas. Pero no todo es el salto, el que gana la copa del mundo es el que mejor esquía.

– ¿Cómo se ve después de haber estado en unos campeonatos del mundo?

– Tengo un sabor agridulce. De lo mejor fue mi bajada en individual, creo que fue buena. También me gusto mucho el ambiente. Lo que no me gusto tanto es que no me supe adaptar. Nunca hice tantas entrevistas y la verdad es que el segundo día estaba muy cansado. Además, tuvimos que construir la pista. En el dual estuve muy cansado.

– ¿Qué hace falta para estar con los primeros?

– Es importante tener talento, pero también poder entrenar lo suficiente. En Sierra Nevada lo tenemos todo muy lejos. El desplazamiento a otras competiciones fuera de España, ir a glaciares…

– ¿Quién es su referente en este deporte?

– Benjamín Cavet, principalmente porque esquía muy bien, su posición es perfecta. El japonés que ganó en Sierra Nevada, por ejemplo, no me gusta tanto porque su estilo esquiando no es el mejor, yo creo que no logrará medalla en los juegos.

– Usted empezó compitiendo en esquí alpino ¿por qué terminó en ‘moguls’?

– Por mi padre. Era delegado técnico de esquí artístico y me llevaba a la Visera desde pequeño, aunque yo seguía con alpino. Eso me vino bien porque la base que te da es fundamental antes de pasar a los baches. Pero luego vi que esta disciplina es muy difícil y a la vez elegante. Necesitas saber esquiar muy bien y saltar, es espectacular.

 

FUENTE: www.ideal.es