Cristina Ubieto se abre paso entre varias jugadoras del Huarte. / J. HITA / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Las granadinas perdieron por siete goles a ocho en un encuentro en el que fueron por delante casi todo el tiempo

De los sesenta minutos que dura un encuentro de hockey hielo, cuarenta y nueve estuvieron por delante en el marcador las Granada Grizzlies.

Fue en el partido de la Liga Iberdrola que tuvo lugar el pasado sábado en el Pabellón Igloo de Pulianas. Enfrente tenían a las actuales subcampeonas de liga, las jugadoras del equipo navarro Huarte. Aunque el equipo visitante ha sufrido importantes bajas con respecto al año pasado, sigue siendo uno de los más fuertes de la liga, con varias de sus jugadoras en la Selección Nacional Absoluta. Por contra, las Grizzlies son un equipo debutante en primera al que le pesa la falta de experiencia y na necesidad de que las jugadoras se conozcan mejor sobre la pista de hielo.

Con esta carta de presentación, las navarras se quedaron desconcertadas cuando en el minuto siete fueron las granadinas las que abrieron el marcador con un tanto de Marta Barbosa. Mariam Adous marcó el dos a cero al filo del descanso. En el segundo periodo las Grizzlies siguieron apretando sin dejar de tirar a portería siempre que tuvieron ocasión. No se vinieron abajo ni siquiera cuando Bridget Ohares acortó distancias para las navarras nada más volver del vestuario. Las granadinas no perdieron la compostura y terminaron el segundo tiempo con un marcador a favor de cinco a tres.

Como ya viene siendo habitual en el Igloo, la grada volvió a llenarse y el ambiente era una auténtica fiesta a falta de los últimos veinte minutos de partido. La victoria parecía asegurada pero en este deporte, como en pocos, todo puede cambiar en cuestión de minutos. Las jugadoras del Huarte volvieron a la pista dispuestas a no dejarse avasallar por unas ‘novatas’ y en siete minutos marcaron cinco goles que cayeron como cinco jarros de agua fría. Lejos de venirse abajo, las granadinas intentaron por todos los medios retener una victoria que se les había escapado casi sin darse cuenta.

A falta de seis minutos para el final las Grizzlies estaban tres goles abajo y comenzó la épica. Mariam Adous volvió a marcar en el 56 y Marta Barbosa de nuevo en el 57. El empate estaba al alcance de la mano pero el arreón final no fue suficiente y la victoria se escapó ante un público que animó hasta la saciedad.

«Nos faltó un minuto para empatar» explicó Eulalia Reyes poco después de terminar el partido. La granadina, que aseguró que han progresado mucho desde que arrancó la liga, fue clara al afirmar que «no podemos cometer ni un fallo».

Se da la circunstancia de que Reyes es actualmente la fisioterapeuta del Selección Española de Hockey Hielo Femenino en categoría absoluta y sénior. «Antes del partido bromeábamos con algunas rivales que veré en pocos días en el Cuatro Naciones que van a jugar en Polonia» recordaba Eulalia, que en esa ocasión estará en el banquillo, aunque no como jugadora.

Con una sola victoria, las Granada Grizzlies bajan hasta la penúltima posición, que cierra el Club Hielo Jaca. Son líderes con tres victorias las chicas del Txurri Urdín. En segunda posición, y también con tres victorias, está el Majadahonda.

El siguiente rival en liga de las Grizzlies será el Valdemoro Ice Team, que marcha cuarto en la tabla clasificatoria. Las granadinas viajarán a Madrid el próximo día veintisiete de octubre para jugar el partido.

FUENTE: ideal.es