La producción, tras la segunda nevada del otoño registrada el pasado sábado, se concentra en el área de Borreguiles.

Sierra Nevada puso el pasado lunes en marcha el sistema de nieve producida debido al descenso de temperaturas experimentado desde la jornada del domingo por la tarde, una vez que pasó la borrasca que dejó la segunda nevada otoñal de la pretemporada.

La producción de nieve se concentra en el área de Borreguiles, en el entorno de los telesillas Emile Allais y Veleta II, si bien la distribución de cañones aumentará en función de la evolución de las temperaturas.

De hecho, el pronóstico indica que la temperatura descenderá significativamente durante las jornadas del próximo jueves y viernes.

En la producción de nieve se han incorporado los tres nuevos cañones TF-10, de última generación, que, cedidos durante el Campeonato del Mundo FIS de Freestyle Ski y Snowboard 2017, han sido adquiridos definitivamente por Cetursa Sierra Nevada.

Simultáneamente, el departamento de remontes ultima las pruebas de carga de todos los remontes de cara a su puesta en funcionamiento en la apertura de temporada, prevista inicialmente para el 25 de noviembre.

FUENTE: sierranevada.es